Tasa de IVA aplicable a la MELAZA.

En Impuestos federales
Septiembre 17, 2017
0 Comentarios

Las-propiedades-de-la-melaza

Observemos la siguiente resolución favorable, acorde al 34 del Código Fiscal de la Federación ;

FECHA

05 – Junio – 2017

TEMA

Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA)

 SUBTEMA

Tasa aplicable

 CÓDIGO VERIFICADOR

137/IVA/2017-RF-Tasa aplicable

 ANTECEDENTES:

Que XXX es una empresa dedicada a la compraventa de melaza y alimento para el consumo animal. • Que su proveedor por medio de un comunicado del 6 de octubre de 2016, le expresó la apertura del proceso de asignación y proceso de venta de melaza para el período 2016-2017 donde pretenden gravar la melaza a la tasa 16%, asimismo le manifestó de manera textual que “es importante considerar que todas las ventas de melaza son gravados con IVA a la tasa del 16%”, sin que fundamentara dicho gravamen. • Que solo se trata de la compra venta de melaza y no se realiza ninguna transformación adicional, que la melaza es el residuo del agotamiento de la sacarosa en el proceso de la fabricación de azúcar (que se da en los ingenios azucareros), al jugo de la caña se le extrae el agua por medio de la evaporación y luego se hace un proceso de cristalización donde se forman los granos de azúcar, después se separan los granos de la miel por un proceso de centrifugación y la miel que queda es la melaza. • Que dicho residuo final es una miel aproximadamente de 85° Brix de concentración o de 1.5 densidad, es decir que un litro pesa 1.5 kilogramos, que tiene un rico contenido de azúcares, en especial la fructosa y glucosa que son azúcares no cristalizables, contiene proteínas y minerales en forma de ceniza y es muy rica en nutriente, siendo principalmente su uso para alimento para ganado, al ser utilizado para endulzar con otros alimentos por el consumidor final y con ello incentivar la ingesta y engorda del ganado.

CONSIDERANDOS:

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 31, fracción IV establece la obligación de los mexicanos de contribuir para los gastos públicos, así de la Federación, como del Distrito Federal o del Estado y Municipio en que residan, de manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes. Por otro lado, el artículo 5 del Código Fiscal de la Federación, señala que las disposiciones que establezcan cargas a los particulares y las que señalan excepciones a las mismas, así como las que fijan infracciones y sanciones, son de aplicación estricta, es decir, las autoridades fiscales se encuentran obligadas a aplicar estrictamente los textos o disposiciones fiscales que se refieran al sujeto, objeto, base, tasa o tarifa, no pudiéndose aplicar éstas por analogía, ya sea por minoría, mayoría o igualdad de razón. En términos del artículo 6 de dicho ordenamiento legal, señala que las contribuciones se causan conforme se realizan las situaciones jurídicas o de hecho, previstas en las leyes fiscales vigentes durante el lapso en que ocurran. El artículo 1 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, en la parte que nos atañe, establece lo siguiente: “Artículo 1.- Están obligadas al pago del impuesto al valor agregado establecido en esta Ley, las personas físicas y las morales que, en territorio nacional, realicen los actos o actividades siguientes: I. Enajenen bienes. […] El impuesto se calculará aplicando a los valores que señala esta Ley, la tasa del 16%. El impuesto al valor agregado en ningún caso se considerará que forma parte de dichos valores. […]” -Énfasis añadido- Del precepto antes transcrito, se advierte que las personas físicas o morales que en territorio nacional enajenen bienes están obligadas al pago del impuesto al valor agregado, aplicando la tasa del 16%. Por su parte, el artículo 2-A de la Ley del Impuesto al Valor Agregado señala en la parte que nos ocupa, lo siguiente: “Artículo 2-A.- El impuesto se calculará aplicando la tasa del 0% a los valores a que se refiere esta Ley, cuando se realicen los actos o actividades siguientes: I. La enajenación de: […] b) Medicinas de patente y productos destinados a la alimentación a excepción de: 1.- Bebidas distintas de la leche, inclusive cuando las mismas tengan la naturaleza de alimentos. Quedan comprendidos en este numeral los jugos, los néctares y los concentrados de frutas o de verduras, cualquiera que sea su presentación, densidad o el peso del contenido de estas materias. 2.- Jarabes o concentrados para preparar refrescos que se expendan en envases abiertos utilizando aparatos eléctricos o mecánicos, así como los concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores que al diluirse permitan obtener refrescos. 3.- Caviar, salmón ahumado y angulas. 4.- Saborizantes, microencapsulados y aditivos alimenticios. 5.- Chicles o gomas de mascar. 6-. Alimentos procesados para perros, gatos y pequeñas especies, utilizadas como mascotas en el hogar. […]” -Énfasis añadido- De lo antes transcrito, se advierte que se aplicará la tasa del 0% a la enajenación de productos destinados a la alimentación con excepción de los señalados en el propio precepto. Al respecto, el Criterio Normativo”11/IVA/N Productos destinados a la alimentación”, contenido en el Anexo 7 “Compilación de criterios normativos” de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2017, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre de 2016, señala textualmente lo siguiente: 11/IVA/N Productos destinados a la alimentación. Para efectos de lo establecido en el artículo 2-A, fracción I, inciso b) de la Ley del IVA, se entiende por productos destinados a la alimentación, aquéllos que sin requerir transformación o industrialización adicional, se ingieren como tales por humanos o animales para su alimentación, aunque al prepararse por el consumidor final se cuezan o combinen con otros productos destinados a la alimentación. La enajenación de los insumos o materias primas que se incorporen, dentro de un procedimiento de industrialización o transformación, a productos destinados a la alimentación, ha estado afecta a la tasa del 0% siempre que dichas materias primas o insumos se contemplen en la definición del párrafo anterior. La enajenación de insumos o materias primas, tales como sustancias químicas, colorantes, aditivos o conservadores, que se incorporan al producto alimenticio, está afecta a la tasa general, salvo que se ubiquen en la definición del segundo párrafo de este criterio normativo. De lo anterior, se advierte que para efectos del artículo 2-A, fracción I, inciso b) de la Ley del Impuesto al Valor Agregado se entiende por productos destinados a la alimentación a aquéllos que, sin que se requiera una transformación o industrialización adicional, se pueden ingerir como tal por humanos o animales para su alimentación. Así las cosas, a la enajenación de productos destinados a la alimentación se le aplicará a tasa del 0% siempre que dichos productos sean susceptibles de ingerirse como tal por humanos o animales para su alimentación y sin que para ello requieran de una transformación o industrialización adicional. Ahora bien, en el caso que nos ocupa, se trata de la enajenación de un producto denominado Melaza, que de acuerdo con las manifestaciones señaladas en su promoción, la melaza es el residuo del agotamiento de la sacarosa en el proceso de la fabricación de azúcar, en donde al jugo de la caña se le extrae el agua por medio de la evaporación y luego se hace un proceso de cristalización donde se forman los granos de azúcar, después se separan los granos de la miel por un proceso de centrifugación y la miel que queda es la melaza que contiene proteínas, minerales, nutrientes y su uso principal es para alimento para ganado. En tal virtud, esta Administración mediante oficio XXX-XX-XX-XXXX-XXXXX de fecha XXX, solicitó el apoyo de la Administración Central de Operación Aduanera de la Administración General de Aduanas, toda vez que de conformidad con los artículos 19, fracciones LVIII y LIX del Reglamento Interior del Servicio de Administración Tributaria vigente, es la autoridad competente para realizar el análisis de carácter científico y técnico sobre las características, naturaleza, usos, origen y funciones de las mercancías de comercio exterior. En ese sentido, mediante oficio número XXX-XX-XX-XX-XX-XXXX-XXXX de fecha XXX, dicha unidad administrativa informó sobre el resultado del análisis de la muestra del producto denominado “Melaza”, dictaminando lo siguiente: “Descripción: Líquido viscoso de color café contenido en envase de plástico con su inscripción de lote “Melaza” (miel de caña), peso 1kg aprox”. Dictamen: La muestra analizada es melaza de caña sin aromatizar ni colorear, con un contenido de sacarosa (azúcar) de 21.6% Por su composición la melaza de caña es susceptible de ser ingerida como tal, en alimentación humana o en alimentación animal, aunque también es un producto que se utiliza como ingrediente en la elaboración de alimentos balanceados y como materia prima en procesos industriales de fermentación principalmente en la obtención de ron, etanol, ácido acético, butanol, acetona, ácido cítrico, levaduras y glutamato monosódico; no se trata de complemento o suplemento alimenticio. […]” “Énfasis añadido” En ese orden de ideas, en el caso que nos ocupa y de conformidad con el dictamen emitido por la Administración Central de Normatividad Aduanera mediante oficio XXX-XX-XX-XX-XX-XXXX-XXXX la Melaza es un producto que se puede ingerir como tal, por humanos o animales para su alimentación, por lo que se ubica en la hipótesis normativa establecida en el inciso b) de la fracción I del artículo 2-A de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, por lo que su enajenación en territorio nacional se encuentra a la tasa del 0%

RESOLUTIVO:

Primero Se confirma el criterio de XXX respecto a que la enajenación en territorio nacional de Melaza se encuentra gravada la tasa del 0% del impuesto al valor agregado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2-A, fracción I, inciso b) de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, siempre que su destino sea la alimentación humana o de animales, por las razones vertidas en el presente oficio. Segundo. De conformidad con el artículo 34, segundo párrafo del Código Fiscal de la Federación, los criterios establecidos en el presente oficio son de aplicación obligatoria para las autoridades fiscales, siempre y cuando en la presente consulta no se hubiesen omitido antecedentes o circunstancias trascendentes para la misma; los antecedentes y circunstancias que originaron la consulta no se modifiquen con posterioridad a la fecha en la que la misma fue presentada ante esta Administración y que la consulta haya sido formulada antes de que la autoridad ejerza sus facultades de comprobación respecto de las situaciones reales y concretas a que se refiere en la consulta materia del presente oficio. Tercero. De acuerdo con el artículo 34, tercer párrafo del Código Fiscal de la Federación, las autoridades fiscales no quedaran vinculadas con la respuesta otorgada a través del presente oficio, si en los términos de la consulta no coinciden con la realidad de los hechos o datos consultados o se modifica la legislación aplicable. Cuarto. La resolución que se emite, se hace sin prejuzgar sobre la veracidad de la información y/o documentación aportada por el contribuyente, por lo que el Servicio de Administración Tributaria se reserva el derecho de ejercer sus facultades de comprobación conforme a la legislación aplicable, limitándose la presente a personas y cuestiones que aquí se mencionan

 

 

PAF



Para comentar este artículo debes de adquirir una suscripción anual a este sitio.
Si ya cuentas con acceso a este sitio ingresa aquí
epaf_logo

Suscríbete a nuestro boletín!!

Registre su Correo Electrónico para Recibir Notificaciones de las diversas actualizaciones

You have Successfully Subscribed!